Saltar al contenido

La Virgen Milagrosa y su Medalla Milagrosa

¿Cuál es la Virgen de la Medalla Milagrosa?

La Virgen Milagrosa es la Virgen que se apareció en varias ocasiones a la vidente Catalina Labouré en 1830, para encargarle una Medalla Milagrosa, un prodigioso regalo del cielo.

Medalla Milagrosa
La Medalla Milagrosa.

Esta milagrosa medalla se acuñó, según la descripción de lo que presenció Catalina en las apariciones de la Virgen y posteriormente se propagó. Tales fueron los milagros de la medalla que no pasó mucho tiempo para que comenzaran a llamar a la medalla como “la milagrosa”. De ahí que la Virgen se nombre como Virgen de la Milagrosa o de la Medalla Milagrosa o de forma más resumida como la Virgen Milagrosa.

La Medalla Milagrosa

¿Qué tiene de especial esta medalla de la Virgen Milagrosa?

Existen numerosas medallas de vírgenes, pero todas han sido por iniciativa humana, sin embargo, la Medalla de la Milagrosa fue un encargo directo del Cielo, un regalo de protección divina por medio de la Virgen María cuya hermosa luz continúa hoy manando sobre los que la llevan con confianza.

Esta medalla es un ruego continuo a María. Es un regalo divino para la oración, el conocimiento, la esperanza, la superación, el compromiso y el amor, es un obsequio para todos. De hecho convirtió a muchos que la aceptaron como regalo y los llenó de gracia. Llevarla puesta y difundirla nos hace partícipes de la misión que encomendó la Virgen María a Santa Catalina Labouré.

Conoce la historia de la Medalla Milagrosa

El origen de la historia de la Virgen de la Medalla Milagrosa se remonta al año 1830, donde la segunda aparición de la Virgen de la Medalla Milagrosa en la calle del Bac en París fue la más trascendental. Conozcamos más sobre la Medalla Milagrosa y su historia.

La primera aparición de la Virgen de la Milagrosa Medalla

El 18 de Julio por la noche tendría lugar este primer encuentro que fue una experiencia espiritual y preparatoria de otra que vendría unos meses después, de mayor trascendencia para todos

Catalina Laboure y la Virgen Milagrosa

Catalina se encontraba acostada cuando a las 23:30 la voz de un niño le pidió que se levantase y fuese a la capilla, pues la Virgen la esperaba. Una vez allí, se quedó perpleja mirando a la Virgen María y reaccionó dando un salto de alegría colocándose a su lado con las manos apoyadas en sus rodillas. Durante el encuentro de dos horas y media, la Virgen Inmaculada le indicó la misión que el buen Dios le quería confiar, haciéndole saber que sufriría mucho y que sería contradecida, pero que no temiese, pues con la oración tendría la gracia necesaria para superarlo. De esta forma la Virgen enseñó a Catalina Labouré la manera de comportarse en las penas y la preparó para trasladar su mensaje al confesor de Catalina, el padre Aladel.

La Virgen de los rayos: la segunda aparición

Fue en esta segunda aparición en la que la Virgen Milagrosa pidió que se acuñase y se propagase una medalla, para que los que la llevemos con confianza y fe, recibamos grandes gracias.

En la tarde del 27 de noviembre de 1830, estaba Catalina en el momento de la oración, cuando oyó un ruido que venía de la tribuna, como un roce de un vestido de seda, dirigió la mirada hacia allí, y fue cuando vió a la Santísima Virgen sobre una esfera, sosteniendo un globo dorado, coronado por una cruz.

En sus dedos llevaba varios anillos con piedras preciosas de los que salían rayos de luz, unos más intensos que otros. Entonces, la Virgen la miró y le dijo:

Virgen María Milagrosa
La Virgen Milagrosa en la segunda aparición a Catalina Labouré

“Esta esfera que ves simboliza el mundo. Los rayos de luz son las gracias que doy sobre las personas que me las piden. De algunas piedras preciosas no salen rayos, debido a las gracias que se olvidan de pedirme”.

En aquel instante,surgió un óvalo alrededor de la imagen de la Virgen Milagrosa con unas letras en oro:

“Oh María, sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti”.

segunda aparición virgen milagrosa

Entonces la vidente Catalina oyó una voz que le dijo:

“Haz acuñar una medalla según este modelo, todas las personas que la lleven recibirán grandes gracias, las gracias serán muy abundantes para aquellas que la lleven con confianza…”

En aquel momento se volvió y Catalina pudo ver los símbolos del reverso de la medalla donde figuraba la M, la Cruz, dos corazones, uno coronado de espinas y el otro traspasado por la espada y la corona de las doce estrellas.

Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa: tercera aparición

Fue en diciembre del mismo año de las anteriores apariciones cuando sucedió la tercera y última aparición de la Virgen de la Medalla Milagrosa a Catalina. Ocurrió en la misma capilla y a la hora de la oración por la tarde, en la que la Virgen le dijo que ya no la vería más, sin embargo, la oiría durante la oración.

¿Conoces los símbolos de la Medalla Milagrosa y su significado?

En la medalla de la Milagrosa se recogen los símbolos religiosos de una de las apariciones Marianas más venerada y extendida. Es una medalla de increíble belleza que, a pesar de su reducido tamaño, recoge una gran y asombrosa simbología. ¡Vamos a conocerla!

La acuñación de la Medalla Milagrosa y su asombrosa propagación

Catalina solo encontró rechazo al trasmitir el mensaje de la Virgen a su confesor. Ella sin embargo no desistió, hasta que logró que el padre Aladel reaccionase.

A mediados de 1832 un orfebre de París entrega las primeras 1500 unidades de la que se conocería en primera instancia como la medalla de la Virgen María de la Inmaculada Concepción.

A partir de entonces, la medalla comenzó a extenderse rápidamente y debido a los milagros de la medalla milagrosa, el pueblo comenzó a llamarla como La Milagrosa. En marzo de 1834 sobrepasaban las 50.000 medallas, al año, el millón. Otros orfebres comenzaron a acuñarla en otras ciudades. En 1837 ya se habían repartido más de 21 millones de medallas y a finales del siglo XIX más de mil millones de medallas de la Virgen Milagrosa. Además de las medallas también comenzaron a tallarse imágenes y estatuas de la Virgen de la Milagrosa Medalla.

Las noticias sobre las conversiones, curaciones, efectos, beneficios y gracias que la Virgen otorgaba a través de la medalla se difundieron entre el necesitado pueblo. Además se podían comprar libros y relatos sobre las 
Apariciones escritos por el padre Aladel, lo cual ayudó a su propagación y a conocer su origen. El Papa Gregorio XVI la regalaba entre sus visitas, y muchos curas y misioneros la repartían entre el pueblo fiel.

De entre todas las conversiones milagrosas a través de la medalla, la más increíble fue la de Alfonso Ratisbona, que tras aceptar la Medalla de la Virgen Milagrosa como obsequio y orar sin motivación, debido a sus creencias, se le apareció la Virgen.

¿Cómo pedir un deseo a la Medalla Milagrosa?

Para realizar peticiones a la Medalla Milagrosa y que así la Santísima Virgen interceda por nosotros, para que Jesucristo nos conceda aquello por lo que le rogamos a la Virgen, necesitamos tres cosas principalmente:

Fe, Medalla Milagrosa, Oración

  1. Fe. A la Virgen le tenemos que pedir con confianza, así se lo dijo a Catalina, con el corazón receptivo para recibir las gracias que manan de sus manos a quienes se lo piden con confianza.
  2. La Medalla Milagrosa. Las palabras de la Virgen a Catalina fueron: “Todas las personas que la lleven recibirán grandes gracias”.
  3. La Oración. Es la mejor forma de pedirle a la Virgen María. Mediante la oración a la Virgen Milagrosa realizaremos nuestras peticiones para que sus rayos de luz apagados vuelvan a tener fuerza y de ellos broten gracias a los que se lo piden.

La oración a la Virgen Milagrosa

Tenemos fe, tenemos una Medalla Milagrosa, la oración y el rezo es lo último que nos falta para que la Virgen interceda por nosotros.

Para ello tenemos distintos tipos de oración a la Virgen de la medalla Milagrosa, desde oraciones cortas que se pueden rezar en cualquier momento y lugar, hasta oraciones a la Milagrosa más largas como son la Novena a la Medalla Milagrosa que son mucho más intensas y profundas.

Otras oraciones de la Virgen Milagrosa, ni tan cortas ni tan extensas, son el Triduo y el Rosario a la Medalla Milagrosa.

Recordemos varias referencias de la historia de la Medalla Milagrosa que tienen que ver con la oración y la Virgen Milagrosa:

  1. La Virgen María de la Medalla Milagrosa, en su segunda y tercera aparición a Catalina Labouré, lo hizo en ámbito de oración.
  2. En la primera aparición, entre otros mensajes, la Virgen le dijo a Catalina: “Venid al pie de este altar donde se derramarán gracias sobre todas las personas que las pidan con confianza” .
  3. En la segunda aparición del 27 de noviembre de 1830 la Virgen mostró a Catalina cómo debía de ser la Medalla que tenía que acuñar y repartir por el mundo, para beneficio de quienes la lleven con confianza y le dijo: “Los rayos de luz son el símbolo de las gracias que derramo sobre las personas que me las piden. Los anillos de los que no salen rayos son las gracias que se olvidan de pedirme”.
  4. La Virgen mostró a Catalina la invocación o rezo que debía de aparecer en la Medalla Milagrosa: “Oh María sin pecado concebida, ruega por nosotros que recurrimos a ti”.
  5. Complacida se sentía, le dijo la Virgen a Catalina, cuando derrama gracias sobre aquellos que se lo piden.
  6. En la tercera y última aparición de Nuestra Madre a Catalina le dijo que ya no la volvería a ver más, pero que la encontraría y escucharía mediante la oración.
  7. Catalina de Labouré insistía a sus Hermanas antes de morir que rezasen bien el rosario.

Conoce más sobre la historia de la Virgen Milagrosa

Conoce más sobre la historia y biografía de Santa Catalina Labouré, su vida, su misión; conoce la capilla de la medalla milagrosa, el lugar de las apariciones; los milagros de la medalla milagrosa, como el de Alfonso Ratisbona, y conoce cómo era la Virgen Milagrosa en las apariciones, su rostro, su vestimenta…

¿Cuál es el día de la Virgen de la Medalla Milagrosa?

El 27 de noviembre es el día de la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, día en que se celebra las apariciones según el santoral católico.

El 28 de noviembre es la fecha en que se celebra el día de Santa Catalina Labouré la vidente de la Medalla Milagrosa.

La mejor selección de medallas y figuras de la Virgen Milagrosa 2020: